Entrevista a profesional idóneo sobre “Empleo Juvenil”


A continuación presentaremos una entrevista realizada a María Esther Antezana. Licenciada en Relaciones Laborales, Docente Universitaria de la Facultad de Ciencias Sociales con cargo de Profesora Titular en la cátedra “Empleo”  y Profesora adjunta de la catedra “Formación y Capacitación”. Con una amplia experiencia en administración de personal, selección y capacitación de personal con actividades desarrolladas en firmas como: Instituto de la Producción, Trabajo y Comercio Exterior IMPTCE; Aktiva S.A. Servicios Empresarios; Faster Servicios Eventuales S.R.L; Bayton S.A.; Liverpool Consultores de Empresas S.A.; North Pol Bureau Servicios en Seguridad S.A.; Techint S.A.; Centro Atómico Ezeiza. [1]

-¿Qué entiende usted por empleo juvenil?
-  Yo entiendo por empleo juvenil cualquier tipo de actividad que puede ser trabajo en relación de dependencia o empleo informal, ocupado en alguna tarea. Que esa persona  sienta que sus capacidades, sus competencias  y su propia habilidad es reconocida de alguna manera, una a través del salario y otra por el tema de estar con su mente ocupada…eso entiendo yo por empleo juvenil.

-¿Qué necesidades entiende que pretende cubrir el joven cuando decide buscar empleo?
Mira…Vamos a ser sinceros lo primero que pretende un joven es la cuestión económica…por qué ningún pibe le gusta trabajar gratis -esto último acotado por el compañero Nicolás y la profesora asiente-. Llega un momento cuando a partir de los 18 años y a veces mucho antes, que el tema de la cuestión económica pasa a ser una cuestión para independizarse de la dependencia familiar, ese es el primer rango. Hay una etapa donde el joven depende mucho y el dinero se lo dan los padres, cuando se produce ese crack de “yo no quiero la plata de mis padres, quiero ganármela yo” ahí podes decir, los que nos ocupamos de análisis, que en su mente se produjo “madurez”, porque ese sustento como lo hemos visto en “Empleo”[2], empieza a ser por su cuenta, ya sea por obtener empleo informal, formal, en relación de dependencia o no. O sea, lo primero que quiere cubrir el joven, es el factor económico y segundo, la satisfacción personal de lograrlo.

-¿Qué cualidades se busca en los jóvenes para cubrir un determinado puesto de trabajo?
-Mira, sinceramente los selectores tenemos que considerar el “halo” de nuestra profesión que nos indica que nos tenemos que separar de las personas; tenemos también que considerar el “perfil del puesto” y la empresa nos dice el “perfil del candidato” que tiene que ir para ese puesto. Yo no voy a negar que siempre se produce aquello de encontrar un joven que no se acerca a la totalidad del requerimiento pero tiene condiciones necesarias. Por ejemplo, si  es para un puesto para conversar, para hablar, para tratar con los clientes o sea, que tenga parte de esas habilidades que se requieren para el puesto entra mucho mejor,  también el grado de compromiso que tenga ese consultor con el cliente, pero entre las habilidades primeramente que sea una persona que esté decidida, si vos sos joven y estas decidido y sabes qué queres, conquistas  a la persona que tenes adelante. Por qué esa persona por más que ese puesto no se lo puedo ofrecer, en mi mente de selectora -Yo siempre respondo como selectora-consultora quiero que me comprendan- en mi mente como consultora yo sé dónde lo puedo ubicar… ¿se entiende eso? Esta persona no tiene la edad, le falta tal conocimiento pero yo sé dónde lo puedo ofrecer, y como nosotros tenemos un espectro amplio de empresas, contactos, seguramente  que capaz no cubre esa necesidad actual pero tiene condiciones para otra tarea. ¿Se entiende? Lo primero, es esa facilidad, esa conquista, de tener claro qué es lo que quiere. Cuando un joven tiene claro lo que quiere para su vida laboral, se nota. Ustedes lo habrán visto en las clases. Yo lo llamo “Pasión”. Hay pasiones que recién empiezan. Cuando vos lo descubrís, te empezas a vender de otra manera, si contas con esa pasión, tenes un cincuenta por ciento de éxito. Después entre otras cualidades, que sea proactivo y todo lo que ustedes conocen y encuentran en las webs  laborales pero principalmente  tener claro aquello que vos queres y saber el puesto que queres ocupar . ¿A qué riesgos? Y ¿en qué condiciones? El primero que las tiene que conocer, es el que las quiere  ocupar. Es lo mismo que ir a una universidad a estudiar una carrera y que no sepas explicar para qué sirve esa carrera. He escuchado casos donde mencionan, “no sé qué voy a terminar haciendo, no sé lo que se haré  una vez  recibido”. Eso no me está hablando muy bien de ese alumno. ¿Se entiende? Lo mismo para conseguir un trabajo.  Alguien que se postula para un puesto determinado,  primero lo tiene que tener claro, capaz con dudas pero deberá tener claro “Yo quiero tal cosa, porque sé que voy a tener que hacer esta tarea, yo sé que la puedo hacer bien y justamente esas tareas a mí me gustan, yo sé que las puedo hacer, me capacitarán” ¿Se entiende?
Lo más importante en la vida chicos, es conocer. Conocer lo bueno y lo malo de cada uno y tenemos dos caras. Siempre hablo que nosotros tenemos “máscaras”, la máscara para la familia, la máscara para la empresa, la máscara para la novia. Tenemos mascaras. Todas son perfectas  y pulibles, se pueden pulir y todas “somos nosotros”. Así que no importa en qué  lugar, lo importante es perfeccionarse. Lograr sacar esa mascara laboral para el puesto que aspiro, por supuesto que tendré que pulirla, capacitarla,  prepararla con estudio, para que sea la máscara laboral que me servirá para venderme a otros. Hablamos siempre de competencias. ¿Entienden?

-¿Cuáles son las razones generales por las que ciertos jóvenes son rechazados a la hora de incorporarse a un empleo?

- No es que se los rechaza,  en realidad como Selector tenemos que evaluar una cantidad de candidatos. Y como lo explico en “Empleo”, a medida que vas entrevistando, les vas dando una calificación  a cada uno de ese grupo seleccionado para aplicar en el puesto. Por ejemplo, a este candidato le pones un cuatro, a este le pones un siete, a este le pones un ocho, el que alcanza el mayor puntaje es el que más se acerca al perfil solicitado por los clientes. No es que el Selector descalifique postulantes, debo encontrar el candidato adecuado.
Yo puedo encontrar un postulante como decía recién, que tiene muy claro aquello  que quiere, cuando empiezo a hacer la entrevista, veo que no cuenta con conocimientos específicos, el puesto “pide inglés” y no lo tiene, tendría que estudiar, el puesto pide que sea “negociador” y seguramente  tiene que capacitarse, le pide otra competencia y no cuenta con la experiencia. Por ejemplo, tengo tres candidatos donde el caso número dos, reúne un 50% de lo solicitado en el perfil del puesto y el caso tres reúne un 80% ...¿Vos como Selector que haces? ¿Vos sos de publicidad? (en ese momento la profesora se dirige a nuestra compañera  Carla que es estudiante de Publicidad) ¿A cuáles  elegirías? (Carla Perrén le responde al que tiene 80%)
Esto es así y mucha veces te pasa que como profesional, uno ve potencial en la personalidad del caso uno (en referencia al ejemplo anterior) que estaría bárbaro pero la empresa qué quiere?…Que empiece a trabajar ya!!!. Entonces, muy a mi pesar tengo que responder en base al Perfil del Postulante que tiene esa persona para cubrir este Requerimiento del Puesto, y son únicamente los conocimientos, experiencias  y competencias las que construyen un puesto de trabajo versus el perfil del candidato. ¿Se entiende? ¿Respondí la pregunta? -Nos pregunta Ma. Esther y continua-. No es un tema de “me gusta o no me gusta, cumple o no cumple lo que a mí me imponen”….Yo me quiero vender en el mercado como buena selectora, buena consultora entonces  como hablamos siempre, una empresa no hace beneficencia, yo puedo mirar con buenos ojos a un candidato y decir “y si vemos, si se pule o si se capacita” como lo hago con ustedes en etapa de formación. Pero las empresas quieren esa persona lista -“Hay que dejar de lado la subjetividad”-acota el compañero Nicolás y Ma. Esther asiente. “Vas a estar preparado una vez que cuentes con los conocimientos específicos para la función sino quedas para otra oportunidad. Ninguna persona es negada, salvo que como ocurría en otras épocas en que las empresas decían “no queremos candidatos  que haya trabajado en Ford”.Porque Ford habían tenido en el ´78  una fuerte expresión sindical y de malestar con paros y siendo selectora mis supervisores me indicaban “este candidato no es aceptado”. Siempre existió la discriminación laboral por diversos motivos. Más adelante algunas empresas me indicaban como requisito que no vengan de tal lado. Hasta me llegaron  a decir “acá queremos a chicas que sean rubias o de tez blanca”. Es horrible escuchar estas diferencias en el campo laboral pero la realidad de puertas para adentro, es adecuarse a las indicaciones que bajan desde arriba a cada uno.  ¿Pero por qué? Porque estamos obedeciendo las políticas que quiere la empresa que se respeten. ¿Sí?

-¿Que aporte le hace un joven al puesto que lo diferencia de alguien que lo supera en edad?

-¿Qué aporte le hace un joven a un puesto? es un tema específico y con respecto a una persona que lo supera en edad,  es siempre el tema de contar con la experiencia.  Si yo estoy haciendo una selección y la empresa me propone “bueno hay que cubrir este puesto” el joven trabajador le va a dar una mirada específica, si está bien  ubicado en el puesto y bien seleccionado le va a dar frescura  a la posición. Si es estudiante una mirada profesional, porque todavía tiene frescos los conocimientos y las ganas de hacer, el joven profesional tiene ganas de hacer cosas para ser reconocido. La diferencia, con las personas grandes es que estos últimos, sienten mucho el sentido de la responsabilidad en su mente, son como distintos conceptos. Pero también al contar con experiencia, trabaja, compite con el joven por el reconocimiento, trayectoria y  por supuesto, la parte salarial.
En cambio con el joven capaz, uno puede convencerlo y por lo menos durante dos o tres años por cuestiones de motivación y adquirir experiencia,  no va a tener reclamos salariales porque se está formando. Entonces, el empleador va a decir, ¿qué incorporo una persona con experiencia que me saque todo de taquito ó una persona joven, un estudiante que está recién recibido, un joven profesional?, al que lo pondrá a cumplir con responsabilidades pero como empleador estará esperando una serie de cambios, desde esa joven mirada. Entonces ahí es cuando debe decidir  por ser el empleador; siempre, en todos los órdenes, el empleador es el que toma la decisión final. ¿Respondí la pregunta? Pregunto porque por ahí sigo de largo…“Eso también va a depender del rango de edad que tienen dentro la empresa -acota Nicolás.  La pregunta es cómo dos partes, ¿no? Un tema es tratar sobre ingreso de jóvenes, la empresa que quiere un joven sabe que le tiene que dar tiempo, con la intención de probarlo y  ver cómo se integra esa mente joven a la organización. Por ejemplo, ”Vos sos un joven recién recibido, quiero que vos traigas procesos en las áreas de “Capacitación” o “Selección ¿Cómo lo implementarías? dentro de una semana tráeme como desarrollarías ese proceso”. Al que ya tiene experiencia,  le traen este problema y seguro que en horas o de un día para otro, puede desarrollarlo justamente. Porque no es lo mismo una persona de 45 años con varias experiencias vividas que un joven. Ahora bien, aquello que nos va a brindar  la persona grande, son procesos que ya los tenemos organizados en la cabeza. Yo tengo claro qué es trabajar en una Pyme, en una empresa grande, o en una ONG, entonces tu mente se organiza  de acuerdo al nuevo desafío.  ¿Se acuerdan cuando yo hablo de “nuestro fichero mental”? buscamos algo, si ya lo viví  es un deja vú. Y digo internamente, esto ya sé que se asocia con aquello. El joven profesional, tras que recién se recibe, tendrá que elaborar todo eso en su mente y resulta un desafío. El empleador tiene que brindar un tiempo, además el apoyo y observar los informes y qué ideas surgen de esa joven mente.  Y deberá colocarlo en constantes desafíos, permitiendo que en base a esas experiencias, crezcan sus propias ideas y así obtener otros logros. De nada sirve tener jóvenes profesionales si no los estoy motivando continuamente,  ya sabemos que de entrada, no habrá buenos sueldos, entonces la idea es ir motivando a que se desarrollen en su puesto laboral, permitirle que haga cosas, pero como empleador debo considerar que en una segunda instancia, a los seis u ocho meses debería darle un mejor sueldo, una función más responsable, otros desafíos y que ese joven sienta que es importante para la organización.

-¿La poca o falta de experiencia es el principal motivo de rechazo en las entrevistas laborales?
-No. Te aseguro que no es la falta de experiencia. Es el desgano, es el venir a postularse “Porque bueno estoy buscando trabajo”, “porque me mandó mi vieja” “porque tengo que mostrar que vine a una entrevista” ¿Entendes? Eso se nota mucho, yo puedo entrevistar a un joven que no tiene experiencia,  por todo lo que comenté antes pero visualizo en el joven esas “ganas de hacer y aprender”.
Él es un caso así – en ese momento la licenciada Antezana se refiere a nuestro compañero Nicolás, que fue alumno de ella en la materia Empleo- ¿Vos te acordas que eras timidón? Y yo te escuché en un examen y te dije. “Vos cuando te tengas confianza, te vas a vender de otra forma”  y bueno se destapó y me encanta que se haya dado cuenta de su propio potencial. En la vida yo también tuve maestros que me han guiado. Eso es lo que creo, que no solo hay que dar mensajes a los jóvenes sino también a la gente grande que importante es que se baje línea de aliento que veas las características, porque el grande siempre está viendo características del otro. La cuestión es compartirla y decirles a otros “vos tenes capacidad para esta tarea” y ahí la persona encuentra que alguien lo reconoce y pienso que eso es lo que está faltando, independientemente del tema de la falta de experiencia.

-¿Usted conoce investigaciones a nivel nacional o regional en las que  como resultado se entienda que el empleo juvenil es precario y escaso?

Sé que existen, no tengo el dato concreto pero ese hecho está probado por diversas fuentes además de las noticias que nos llegan, que en empleo juvenil hay bastantes trabajos precarios; quizás no sucede tanto acá en el conurbado pero afuera en nuestras provincias, existe bastante trabajo precario. El tema del desconocimiento genera que esos jóvenes no tengan acceso a darse cuenta de que aquello que realizan como trabajo entraría en la categoría de empleo  precario. Consideran lo que hacen como algo normal y rutinario estando en un ambiente donde ya el hecho de estar haciendo una tarea, los hace diferenciarse del resto, entonces ellos no se dan cuenta que su trabajo es precario y para estos jóvenes lo consideran como lo mejor que pueden tener. Por eso es necesario bueno compartir las investigaciones.
No tengo el dato concreto pero en el Ministerio de Trabajo hay un sector en su web donde mencionan investigaciones y ahí pueden ampliar con otras experiencias con nombre y apellido.

-¿Por qué piensa  que existe una disparidad entre el pedido de gente joven para cubrir un puesto de trabajo y la experiencia que se le exige que tenga?

 -Yo también me asombro de eso, veo muchos de esos pedidos. A mi criterio pienso que es una moda pero cuando leo esos avisos /anuncios me cuestiono si un joven que entra con 18/19 años en la facultad y se recibe a los 24/25,  recién salido nunca se lo va a poder colocar en una posición de Analista ni siquiera de Analista Jr. O sea, tiene que pasar una etapa de fogueo donde será empleado raso de cualquier tipo de actividad y que  “tome el concepto” de haber ingresado en una empresa administrativa pública, una industria,  una firma de servicios o sin fines de lucro, y recién entonces considerar el tema de la edad. Así como ver a la gente grande versus los jóvenes, considero que es un tema de moda. La edad parece ser todo un tema en las búsquedas actuales, la gente en edad laboral no entra y la gente muy joven entraría pero las consultoras piden que cumplan determinados puestos con responsabilidades que no se adecuan con la edad real. Esto se obtiene con las  vivencias y es imposible si un joven se recibe a los 25. ¿Cómo le van a pedir al joven entre  24/25 años que sea analista senior del área de Capacitación si no fue “fogueado” para ello??. Esto quiere decir que mientras estudiaba en la secundaria ya tenía definida su futura profesión, y a los 21años ya estaba en la universidad empezando su segundo año de una carrera. Por ejemplo, de los 19 a 21 años los primeros años de facultad, las primeras épocas, son difíciles, muchos abandonan una cursada,  después retoman, cuidado si en ese tiempo fue padre. Pobre joven, no por la aparición de una criatura en su vida, sino porque entonces su necesidad va a ser otra. Así que considero que es una moda, hay jóvenes que pueden adaptarse mejor porque han conseguido alguna práctica laboral pero digamos que es imposible. Como selector, no podemos pedirle a un joven universitario que sea responsable o jefe, si no tiene las vivencias previas.

¿Otras veces exigen competencias que siquiera son requeridas por el puesto por ejemplo inglés y nunca va a ocupar tal competencia para ese puesto y sin embargo lo exigen obligando a que se perfeccione para luchar por un puesto laboral?

Eso lo trabajamos en clase, a veces se pide para un puesto una competencia determinada, por ejemplo “buen manejo del inglés” y de pronto el puesto que va a cubrir no es precisamente “Secretaria Bilingüe” entonces, qué sentido tiene gastar dinero y tiempo en un idioma, si de pronto el puesto a ocupar, no lo utilizará. En otro caso, le dicen a una postulante que el puesto es para “Secretaria Bilingüe” y cuando la candidata ocupa la posición, resulta que tampoco utiliza el idioma en la cotidianidad. También suele suceder con los consultores, como siempre digo, que los interesados deberán consultarles sobre el puesto y las competencias a cubrir. El que entrará como empleado tiene el derecho de indagar sus funciones y responsabilidades. Si uno es seleccionado y se queda y el puesto es empleado bilingüe y estás preparado como trilingüe y elegís quedarte en la organización,  estamos en un desfasaje porque elegiste quedarse. En realidad, es una pérdida para ambas partes;  si uno no está de acuerdo y considera que no se lo está aprovechando en una organización,  queda en uno mismo expandirte a otros horizontes o quedarte en la misma situación de queja.

¿La dificultad de conseguir un trabajo en buenas condiciones, es algo que sucede en la actualidad o siempre existió?

La pregunta apunta a ¿Si es de ahora o de siempre que fue difícil para los jóvenes insertarse al mundo laboral e integrarse a alguna empresa, o hechos que repercuten en la actualidad?
Siempre hay hechos, te puedo mencionar  por ejemplo, que en los ´80 empezó la época de los “yupi”[3] la imagen del joven ganador marcó mucho y Argentina es un país donde los temas de afuera llegan, es más, a mí me afectó también y en esos años ´80 hubo una película  que marcó tendencia en los jóvenes y se llamó "Fama".
En mí generó una impresión propia, ya que el slogan de la película decía, “¿Vos queres fama? Pues la fama cuesta! La fama se hace!”, y a pesar que la película trata todo el tiempo sobre una competencia de baile y del esfuerzo personal fue movilizadora. Toda la película se realizó en un ambiente que no era el empresarial y demostró que aquellos que se esfuerzan y quieren, pueden salir mejor parados, ese mensaje marcó mucho a  los “yupi”. Me identifico mucho con esa época, creo que logró en muchos jóvenes una mirada de negocio profesional.
En los ´90 aparece una nueva moda, el ingreso de la mujer a las empresas, aparece una gran cantidad de mujeres que empiezan a insertarse en el ámbito laboral, por esos años empieza la famosa expresión de polifunción [4] con un montón de programas públicos que ustedes ya los han visto a través de la cátedra Empleo.
A medida que fue pasando el tiempo, los jóvenes siempre fueron el eje de programas de empleo y formación. Con el paso del tiempo, los jóvenes empezaron a sentir esto que ustedes están marcando ahora: "De qué me sirven estos programas si de pronto cuando quiero avanzar, sigo estando imposibilitado por alguna razón”. Recuerden que  hubo programas que también especularon con  políticas públicas.  En el ´83, en otro momento político del país, un montón de jóvenes mueren por la Guerra de Malvinas lamentablemente convocando a jóvenes que no tenían experiencia ni conocimiento.
En mi opinión, ustedes están descuidando el permitirse sentir en su interior sobre aquello que realmente ustedes desean hacer. Lo primero que hago el primer día de clase es verificar qué tarea realizan en la actualidad. Y segundo, verificar la cantidad de jóvenes que vienen de alguna otra carrera o incluso de dos, quiere decir que ya vienen probando carreras como económicas, abogacía y aparecen en relaciones laborales, eso me está orientando que posiblemente al joven le falta apoyo en la toma de decisión. Lo importante es que mientras ellos decidan, se encuentren contenidos, valorados y tengan claro qué caminos tomarán, siempre serán bienvenidos a nuestra carrera.

¿Queríamos saber si esto pasó siempre?

 Si, si siempre pasó. Siempre el joven representa la esperanza.  En general, eso es lo que pasa a lo largo de la historia. Es lógico que ustedes sientan ese peso y si encima están estudiando en una universidad y tienen por delante cuatro o cinco años para recibirse, hay un momento en que el tema de la carrera te lo vas a plantear, por ejemplo “cómo son los ámbitos que tengo para trabajar”, “me tengo que formar”, “ya tendría que estar trabajando” y todo es mucho más complejo pero que no deja de ser tan similar a cómo lo vivencié de joven hace treinta años atrás. Siempre se espera y creo que va a ser así siempre porque la gente tiene esperanza en los jóvenes, así que no se sientan mal, esto lo vivió mi generación la del ´83” acompañadas de situaciones tremendas como la guerra. Hay otros momentos, imagínense en Alemania con Hitler, toda esa gente llena de ilusiones, cuando se dan cuenta que habían elegido su propio fin, porque ellos mismos pusieron a ese líder; debe ser terrible darse cuenta y que un fanatismo llevó a que murieran muchísimos  jóvenes.

-¿Y usted cree que esto va a seguir siendo así?  Cómo dice Ud. que en su época, en la actualidad y cree que va a seguir repercutiendo más adelante?

-Estimo que ustedes se están cuestionando este tema del propio malestar, de la sensación que la tienen todas las épocas juveniles y es un malestar, una sensación; Qué están buscando? ¿Es el querer ubicarse y sentir si esto corresponde?  Si aquello  es lo bueno o lo malo? Está bien estos planteos que ustedes tengan pero sepan que los únicos que van a salir favorecidos al darse cuenta son ustedes, consultando, hablando con sus mayores, docentes, con la gente que ustedes tengan a su alrededor, salgan a preguntar y no se asusten, esto es una repetición de años y siempre se dará. Lo que pasa es que los jóvenes ahora, a comparación de unos 10 años atrás, tienen un montón de información, tanta que no pueden ni asimilarla y eso hace que sea problemática actual. Ustedes cuentan con un montón de información,  hasta de cómo hacer  reaccionar a una persona que se acaba de descomponer con RCP y esa información en mi época no existía y hubiera salido corriendo ante un caso similar. Todo es más rápido de cómo lo vivencié. Hasta incluso  por las experiencias sexuales, hoy se ingresa mucho más rápido y eso hace que en nuestras neuronas  hagan sinapsis de cosas conocidas y no tanto con mayor rapidez. Entonces, todos estos temas que ustedes cuestionan, hacen que hoy estemos aquí haciendo este planteo, no? Cómo habrá sido antes? Siempre la juventud  tuvo momentos para cuestionarse diversas temáticas: ¿Es esto lo que busco? ¿Es este el trabajo soñado? ¿Encontraré mi camino? Les aclaro que esa pregunta es de por vida, porque uno puede estar con una pareja y se cuestiona pensar ¿es este mi camino?  O en una carrera ¿es la correcta? En unos años me jubilo y ¿será este mi camino o quedarme en mi casa? Esa pregunta va estar de por vida. Ustedes los jóvenes, tienen algo que no pasaba en mi época.
Como estudiante tenía que ir a la biblioteca a buscar la información o comprar un libro, ahora ustedes abren el celular y tienen tanta información que sufren de  sobre-información y creo que eso también les asusta y les genera ese desconcierto y hasta temor. En mi época como en la actualidad (si le damos el merecido espacio) son los amigos sinceros, familiares y mentores los que nos ayudaran  a vencer miedos. Por otro lado, todos sabemos en qué aspectos nos tenemos que capacitar, hoy la oferta es muy abierta.  Entonces para cerrar, está en uno perfeccionarse, analizarse, verse, hacer una introspección para que ustedes vivan esta época tan vertiginosa lo mejor posible pero siempre encontrándose en el centro de ustedes mismos.

Gracias profesora María Esther por su tiempo!. Fin de la entrevista.   11/3/2016

Propósito de la Entrevista

Trabajo de Campo para la materia Metodología de la investigación social, cuyo título es "Condición de trabajo en los jóvenes estudiantes de 18 a 25 años de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora que estén realizando el curso de verano 2016". Este trabajo requiere una entrevista con un profesional idóneo.

Alumnos Integrantes

Nicolas Yaccarino (estudiante de rrll)
 Nadia Perren Miranda  (ex estudiante de rrll. Actualmente de Trabajo Social)
Carla Perren Miranda (estudiante de Publicidad)
Verónica Machuca (estudiante de rrll)





[1] http://socialesunlzempleo.blogspot.com.ar/p/equipo-docente.html

[2] Empleo: Materia correspondiente a la Licenciatura en Relaciones Laborales de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora 
http://socialesunlzempleo.blogspot.com.ar/

[3]   Yupi: La adaptación oficiosa al español del término en inglés yuppie que designa a los jóvenes profesionales urbanos estadounidenses de clase media-alta durante los años 1980. https://es.wikipedia.org/wiki/Yupi

[4] Polifunción: Esta es una de las características que el trabajador de hoy debe poseer, debe estar capacitado para desempeñarse en cualquier labor de la empresa y saber llevar a cabo las tareas que se le requieran.
https://carmentiban158.wordpress.com/2012/03/07/que-es-la-polifuncionalidad-en-el-empleo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada